Sábado, 13 Junio 2020 17:12

“Soñaba ascender con Derqui y jugar la Liga Argentina”

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)
"Quiero intentar ser jugador ciento por ciento de básquet. Esa es mi prioridad", aseguró Henriques. "Quiero intentar ser jugador ciento por ciento de básquet. Esa es mi prioridad", aseguró Henriques. Foto: media day Club Derqui.

Entrevista a fondo con Nicolás Henriques, la revelación de la División Bonaerense del Federal. “Siempre quise ser jugador profesional. Ese siempre fue mi sueño, mi meta”, confiesa.

La temporada 2019-20 del Torneo Federal que fue terminada por la pandemia, tenía a Presidente Derqui dominando la División Bonaerense a partir de jugadores de calidad garantizada (Martirena, Cecchi, Paredes, Andújar) y la revelación en la que se transformó Nicolás Henriques.

El escolta de 21 años se transformó en el quinto elemento del plantel que conducía Esteban Sánchez, siendo figura clave del andar Rojinegro hasta que el aislamiento social y obligatorio frenó todo.

“No poder terminar la temporada es feo, tanto en la relación con los compañeros como medirse hasta dónde podríamos haber llegado. A nivel personal como grupal las metas a cumplir en la temporada se quedaron sin terminar”, reflexionó Quique en charla con 5inicial.

-¿Quedó la sensación que podían haber hecho mucho ruido en los playoffs?

- Adentro del grupo sentíamos eso. Obviamente los playoffs son diferentes y queríamos ver en los cruces hasta dónde podíamos llegar. Sentía que era un equipo muy bueno, diferente a los que había estado antes. Una lástima.

-¿Qué era lo diferente?

- Lo distinto es que había algo formado con los 4 jugadores que venían de Racing de Chivilcoy. Ellos eran muy profesionales, amigos. Al principio éramos dos grupos separados. Cuando nos juntamos, ahí se formó un equipo y salieron muchas cosas adelante. Desde su conocimiento, temporadas pasadas, se terminó formando un equipo y lo plasmamos en la cancha. No puedo explicarlo con palabras, pero lo sentía así.

-¿Te sentías el quinto elemento de ese equipo?

- Me sentía parte del equipo. Me aconsejaban por ser el más chico, me guiaban. Nunca me esquivaban dentro de la cancha. Todo sirve para aprender. Dentro de la cancha me sentía uno más. Sabía que al principio tenía que defender y correr. Después me fui soltando, gracias a ellos que me dieron la oportunidad.

-¿Los Mayores fueron generosos con vos?

- Cholo siempre me aconsejaba. Leo, Chiqui, Lucas también. Los vi bastante generosos adentro y afuera de la cancha. La pasamos bien, nos divertíamos, y eso se trasladaba a los partidos.

-¿Hay ganas de revancha con este grupo?

- Al no cerrarse la temporada queda ese ‘qué habría pasado’. Ojalá se pueda formar otra vez el equipo. Sería lindo porque ya tenés muchas cosas armadas. Sólo tenés que mejorar algunas. Sabemos que depende de muchas decisiones personales y del club.

Encajé en el lugar perfecto

-¿La apuesta que hizo el Turco Sánchez por vos fue clave?

- Me fue bien, confió en mí y di todo en la cancha como forma de agradecer la oportunidad. Me había dicho en la Zárate-Campana que me suelte, porque tenía la idea de ponerme de escolta titular en el Federal. La presión la tenía, pero estaba tranquilo porque la relación no es tensa. Es una buena relación, siempre te aconseja.

-Muchas veces se dice que se apuesta a los jóvenes. En tu caso se cumplió.

- Formar chicos es complicado. Para el Turco es difícil también porque es su trabajo. Creo que si no estás preparado para jugar en Primera, no te va a regalar nada. Estar preparado es clave. Todo el cuerpo técnico nos va preparando, nos actualizan. Hoy no sé cuántos clubes están entrenando doble turno 5 días a la semana. Nosotros a veces no lo valoramos mucho, pero lo que hacen en Derqui es muy bueno.

-¿Encontraste un club donde estar a gusto?

- Cuando llegué el club, encajé en un grupo muy bueno. Hice muchos amigos. El club estaba creciendo, se notaba que había dado un salto muy grande en todos los aspectos. Encajé en el lugar perfecto. El club se está haciendo conocido a nivel nacional. Que vengan jugadores como Junior Merchant, de proyección, es un orgullo.

-¿Qué imaginás de tu futuro en el básquet?

- Desde chico siempre quise ser jugador profesional de básquet. Ese fue mi sueño, mi meta. Ahora sólo pienso en Derqui. Sé que me estuvieron viendo de algunos clubes, pero por ahora está todo en el aire. Estoy pensando en Derqui nada más.

-¿Hacia dónde apuntás, por dónde pasan tus objetivos?

- Antes de toda esta pandemia, soñaba con ascender con Derqui y jugar la Liga Argentina. Ahora está difícil. La idea es ir subiendo de nivel, medirme y si se puede, subir otro nivel. Ir pasando prueba a prueba, siempre con los pies sobre la tierra. Me gusta competir y medirme con los mejores.

-¿Y cuáles son tus sueños?

- Nunca se para de soñar, pero hay que ir paso a paso. Ahora estoy en el Federal. Me gustaría ganarlo y al año siguiente jugar Liga Argentina, ganarla y después ver. Ir haciéndome de a poco.


Cuarentena

“En casa con mi familia, tratando que pasen los días rápido. Entrenando, estudiando, viendo tele y pasando el rato. Disfrutando que estamos juntos en familia, por suerte”, describió Henriques sobre la cuarentena.

-¿Cómo lleva la juventud el aislamiento?

- En lo personal es difícil. No juntarse con los amigos, compañeros del club, ir a entrenar. Pasó de que estemos mucho tiempo juntos, a no verse y estar las 24 horas en casa. Ahora hay tiempo que no sabés qué hacer, te aburrís. Te parás y vas del cuarto a la cocina y de la cocina al cuarto sin hacer nada. Es raro, pero pasaron bastantes días y me voy acostumbrando. Me armé una rutina y la vamos pasando

 

Quique está en el último año del profesorado de educación física en el Instituto Chopin. “Está difícil recibirse por la cuarentena, no se pueden hacer las prácticas. Una de las materias claves es ir a dar prácticas y que te evalúen en los colegios. Están buscando variantes. Está en una incógnita el tema”, describió.

“El último año era cerrar una etapa, perfilados como docentes. Es lo que tocó ahora. No depende de nosotros. Es la salud general”, agregó.


Puesta a punto

“Estamos entrenando por videollamadas todos los días. Es difícil porque no hay nada que te motive, no hay competencia. Entre todos lo llevamos”, señaló Nico de los entrenamientos por Zoom.

“Con (Santiago) Sicardi hacemos un excelente trabajo en dos turnos. Uno individual por la mañana y otro grupal por la tarde. Hace un trabajo muy bueno Sica. Es una gran persona, al ser jugador, muchos ejercicios físicos los conecta con el básquet y los hace llevaderos”, destacó.

“Como el lado mental, al que le da mucha importante. Hace un tremendo laburo. Y yo también aprendo de preparación física”, subrayó.

“Me quiero recibir, pero primero quiero intentar ser jugador ciento por ciento de básquet. Esa es mi prioridad”, concluyó Henriques.

Visto 305 veces
Alambrados Sakura