Sábado, 07 Julio 2012 12:28

Treise contra el número 1

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Jony tendrá este lunes un homenaje en Atlético Pilar. Jugará después de 11 años con la número 10 del Rancho en un amistoso frente a Derqui-Monterrey. “Va a ser un partido muy emotivo”, declaró el base de Libertad de Sunchales que cumplirá un sueño de muchos hinchas, pero también uno personal.

 

Jonatan Treise se pondrá la camiseta número 10 de Atlético Pilar el próximo lunes a las 20 para enfrentar al mejor equipo de la fase regular de la Asociación Zárate-Campana, Derqui-Monterrey.

Aprovechando el feriado, en la calle Ituzaingó preparan una gran fiesta. El mejor jugador de básquet surgido de la cantera del club y de todo Pilar, se vestirá de nuevo con la albiroja.

Serán 40 minutos para disfrutar del jugador que jugó en todos los seleccionados argentinos de inferiores (Cadete a Sub 23) de la mano de Rubén Magnano, finalista de la Liga Nacional en 2008 (Quimsa) y semifinalista en 2012 (Libertad).

“Es una sensación muy linda, muy agradable. Soy hincha del club y me gusta que le vaya bien. Lo que se armó es un reconocimiento al esfuerzo, al trabajo de tanto tiempo. Va a ser un partido muy emotivo, donde a uno lo llena de orgullo vestir nuevamente la camiseta de Atlético”, declaró ayer en conferencia de prensa Jony.

“Es un homenaje, pero también para mí es un orgullo venir a jugar con tantos chicos, con tanta gente. Siempre digo que es un poquito devolver el cariño que uno también siente. Es un agradecimiento que uno tiene para toda la gente”, describió el ídolo del Rancho.

“La expectativa es muy buena, ojalá la gente nos acompañe. Va a ser un lindo partido, contra el mejor equipo de la fase regular, como Derqui. Va a ser una linda fiesta del básquet, para disfrutarla dentro de la cancha y brindar un lindo espectáculo”.

 

Con todo

 

Pero más allá de disfrutar, Treise subrayó y dejó bien en claro que no será un partido para tirar lujos innecesarios. Estuvo entrenando junto al equipo para ayudarlos a mejorar y salir a ganar, tanto el amistoso con Derqui, como luego en los playoffs.

“Estoy metido y concentrado para embocarla. No vengo a divertirme, quiero ganar el partido”, le confesó a El Diario.

Y repitió su tesitura un par de horas más tarde en el programa La liga Radio (FM Plaza): “Habrá que tomarlo con la mejor de las seriedades, para que les sirva también a ellos. Es feo para la gente ir a ver un partido donde no se juega en serio o por los porotos. Vamos a tratar de meterle la seriedad que se merece un partido así, entre dos buenos equipos”.

 

Volver

 

La tentación de esperar el regreso oficial de Jony al Rancho siempre está latente. Y el jugador volvió a repetir su promesa de que sus últimos años los disputará en Atlético.

“Sabemos que esto es muy corto, la vida útil del deportista es muy corta. Hay que aprovechar los años y en un futuro no muy lejano, volveré a vestir la número 10 de Atlético”, aseguró.

 

-¿Dónde te imaginás encontrarlo a Atlético cuando vuelvas oficialmente?

- Siempre dije que el básquet de Pilar, la ciudad, se merece lo más alto. Lo que sea siempre va a ser lindo. Lo veo en una Liga B, en un TNA o Liga Nacional. Siempre con esfuerzo. Es muy difícil la vida de un club y ojalá esté en lo más alto.

 


¿Asturiano lo pondrá?

 

“Es un orgullo para el equipo que Jonatan sea integrante por un partido. Hizo algunos entrenamientos con el equipo, nos está dando una mano muy grande, aconsejando a los jóvenes. Anoche la alegría del grupo era muy grande por tenerlo con nosotros”, contó Marcelo Asturiano.

“Es una motivación extra de cara a los playoffs”, enfatizó el DT, que tiene al trabajo como base de un grupo. Ante la consulta sobre si Jony se había ganado un lugar en su plantel ironizó: “Está haciendo los méritos.”

 


La Selección

 

“La veo bien, defendiéndola como lo hicieron todos estos años, con el cuchillo entre los dientes. Es muy valorable y muy lindo sentirse argentino con esta Selección. Que tengan el mejor de los éxitos y siempre apoyando desde afuera”, declaró sobre Argentina de cara a los Juegos Olímpicos.

En cuanto a su chance que nunca ha llegado todavía entre los mayores, sentenció en La liga Radio “da un cosquilleo. Podría estar rompiéndome los cuernos ahí”.

“Me hubiese gustado o me gustaría estar algún día en la Selección. Y si no, sé que dejo hasta la última gota de sudor dentro de la cancha, en cada entrenamiento. Agradezco vivir de esto, estoy enamorado del básquet. Y si no se me da la oportunidad, seguiré trabajando. Seré un buen padre, un buen marido y seré seleccionado para eso”, concluyó.

 

Nota publicada en El Diario Regional de Pilar

 

 

Visto 407 veces